Fedaeps  

Cambio civilizatorio

Economía Crítica

Alternativas

Resistencias

Diversidades

Feminismo

Nosotras
13-01-2012

Video

Diálogo ciencia y sabiduría desde la perspectiva del Buen Vivir

Jiovanny Samanamud Ávila

Exposición de Jiovanny Samanamud (Bolivia) en el panel "Conocimientos, tecnologías y saberes en las estrategias de cambio de América Latina", realizado en Quito el 11 de enero del 2012. Encuentro académico organizado por FEDAEPS y la Red UCICOS-CYTED.

En esta intervención, Jiovanny Samanamud subraya, entre otros, los argumentos siguientes:

Plantear el tema del buen vivir es una necesidad desde el punto de vista de la descolonización. La búsqueda de transformación social y política que hoy vive Bolivia debe partir de una puesta en diálogo entre las pautas culturales e ideológicas de la transformación y las sabidurías indígenas. En ese camino, es preciso distinguir claramente entre conocimiento, saber, ciencia y sabiduría.

La ciencia es una forma de conocimiento, que ha pretendido ser hegemónica. Los saberes son también formas de conocimiento, pero han quedado subordinados a esa hegemonía de la ciencia occidental moderna. A los saberes se les otorga jerarquía y relevancia, pero se les mantiene en posición subordinada. Es necesario, por tanto, hablar de sabidurías y no de saberes.

Necesitamos un diálogo entre la ciencia y la sabiduría. Ese diálogo no agrega “conocimiento” ni añade un atributo moral a la ciencia, sino que transforma la ciencia misma. El conocimiento “científico” reduce la realidad. Existen experiencias de la vida humana inaccesibles para el conocimiento científico, como es la noción de infinito. Nótese que la noción de “incertidumbre” busca expresar esta dificultad para comprender lo infinito como una dimensión de la vida.

El ser humano, en la concepción cientificista, se reduce a la conciencia, al pensar, a la racionalidad. ¿Cómo pensar un tipo de conocimiento sobre la naturaleza que no se antropocentrista? La misma ciencia es una abstracción. Cuando postula la neutralidad, abstrae la vida, que habita en lo histórico social.

En otras palabras, la ciencia abstracta no matiza la vida sino que abstrae el conocimiento respecto a la vida. Ese concepto hegemónico de la ciencia no permite solo conocer, permite también monopolizar.

La ciencia propone la barbarie de la especialización. Ciertamente, aparecen respuestas a distintos problemas, como la interdisciplinariedad o la teoría del caos, pero estas teorías siguen remitiéndose a una sola dimensión: el ser humano. Por ello, la teoría de la complejidad es limitada, pues parte básicamente del ser humano, y no se remite, por ejemplo, a la naturaleza. La sabiduría recupera el sentido de lo holístico. No son sinónimos la complejidad y el holismo. La complejidad habla solo desde el ser humano, el holismo complejiza el análisis cuando añade una comprensión que integra otras dimensiones de la vida.

El diálogo entre ciencia y sabiduría permite, entonces, ampliar la comprensión sobre la vida.


Fedaeps - Fundación de Estudios, Acción y Participación Social
Av. 12 de Octubre N18-24, oficina 203, Quito, Ecuador • (593 2) 255 9999 • info@fedaeps.org