Fedaeps  

Cambio civilizatorio

Economía Crítica

Alternativas

Resistencias

Diversidades

Feminismo

Nosotras
07-01-2013

Deudas ilegítimas y crisis mundial

fedaeps

Resumen del foro-panel organizado por el Grupo Nacional sobre la Deuda: Deudas ilegítimas y crisis mundial: aprendizajes y perspectivas de la auditoría ecuatoriana, 14 de noviembre de 2012, Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Central del Ecuador.

A partir del informe final de la auditoría integral de la deuda ecuatoriana, presentado hace 3 años, resulta necesario reflexionar sobre cuáles fueron los aprendizajes más significativos y qué perspectivas para la acción nos deja esta experiencia que convirtió al Ecuador en el primer país del mundo en asumir oficialmente una investigación de esta magnitud. Sobre el tema a continuación compartimos las opiniones de los investigadores socioeconómicos Magdalena León T., Antonio Jarquín , Franklin Canelos, Jorge Acosta y Freddy Trujillo.

La economista Magdalena León considera que la experiencia ecuatoriana puede servir actualmente como un importante referente a otros países, incluso del norte, que atraviesan una grave situación de crisis originada por un complejo sistema de endeudamiento.

Explica que en la actualidad el sistema financiero ha hecho que la gente viva en un espiral de endeudamiento en su economía personal y familiar, que a su vez se combina con estructuras más amplias de endeudamiento de países y regiones a nivel global.

Según indica León desde el norte se ha registrado un particular interés por conocer la experiencia de la auditoria de la deuda ecuatoriana y cómo la experiencia del país puede servirle a los países altamente endeudados.

En ese sentido sería importante que en la actual crisis europea se lleven adelante auditorias que permitan establecer qué pasó con sus deudas, ¿cómo se endeudaron?, ¿cuáles fueron las condicionalidades que se impusieron?, y ¿qué costos sociales provoca semejante endeudamiento?. Un conjunto de auditorias podría llevarnos a una conclusión más certera de cómo el sistema muchas veces está fundamentado en lo especulativo financiero.

Crisis del capitalismo central

Para el investigador social Antonio Jarquín, integrante del Observatorio Internacional de la Crisis, entre los aspectos centrales de la actual crisis del capitalismo tenemos una conjunción de especulación financiera y gasto militar.

Jarquín recalca que por el lado de la especulación el Banco de Basilea informó que ya para el año 2008-2009 mientras el PIB mundial andaba en el orden de unos 55-60 trillones de dólares, a la vez andan circulando en productos derivados -que son capital ficticio-, unas 20 veces más en: deudas, obligaciones, papeles, etc. Es decir, que por cada $20 de moneda circulante, apenas $1 tiene sustento en la producción de la economía real y $19 no tienen respaldo. Eso nos plantea un gravísimo problema, porque eso nos dice de entrada que el sistema económico y financiero eso ha llevado al mundo a una catástrofe, a una bancarrota.

El investigador advierte que el 2011 Estados Unidos, frente a un ingreso de 14.4 billones de dólares, gastó 57 billones, es decir, muchas veces más sus ingresos. A la par, en esta enorme brecha de endeudamiento e ingreso, en el centro se sitúa la acumulación de inversión en gastos militares que es aproximadamente la mitad de ese endeudamiento. Esto muestra el enorme peso específico que la inversión militar tiene en la destrucción de la economía real, de la economía civil. Esto es precisamente lo que llevó a la destrucción de la ex-URSS.

Ante esta situación resulta impresindible construir sistemas con nuevas reglas para supervivencia, complementariedad, solidaridad, con nuevos mecanismos económicos, financieros y comerciales y políticos, pero lo más importante pensando en América Latina es buscar crear un sistema de solidaridad continental y asistencia mutua, reflexiona Jarquín.

Deuda y dominación

Franklin Canelos, quien fue integrante de comisión de auditoría de la deuda ecuatoriana, explica que en teoría la deuda se presenta como una cuestión relativamente normal en cualquier economía que requiere temporalmente el acceso al crédito para poder implementar sus políticas. Sin embargo, la situación ha sido pervertida con mecanismos de especulación y dominación.

Considera que el endeudamiento se impone y en algunos casos bajo condicionalidades que afectan el carácter del Estado y las posibilidades del desarrollo democrático. Por ejemplo, a los países endeudados se les exige cambiar su legislación para adaptarse a los intereses de las grandes corporaciones.

Lo más lamentable de este tipo de endeudamiento es que suelen contar con la complacencia de algunas autoridades del Estado que se prestan a juegos especulativos financieros en perjuicio del interés nacional, advierte Canelos. Por ejemplo, en el caso ecuatoriano se impuso una gran cantidad de condiciones para hacer viables estrategias de pago de créditos anteriores usando los nuevos créditos que nunca fueron dineros frescos.

En el pasado hasta el 65% del presupuesto general de Ecuador llegó a ser orientado al pago del servicio de la deuda. Con este sistema de endeudamiento inmensas cantidades de dinero fueron del sur al norte. Además, un país que no puede pagar los servicios de la deuda se ve obligado a expandir su frontera agrícola, a extraer más recursos naturales y finalmente entregar a las corporaciones transnacionales dichos recursos que en última instancia van al pago de la deuda.

Resultados de la auditoría ecuatoriana

Jorge Acosta, funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio e Integración, señala que en la auditoria ecuatoriana uno de los casos más vergonzosos que se detectó fue la renuncia unilateral a la prescripción de un crédito a través de la firma del Tolling Agreement en diciembre de 1992.

Ese año Ecuador podía desconocer cerca de 7 mil millones dólares de deuda, pero representantes económicos del país plantearon a los acreedores un acuerdo para que no pase aquello. Renunciaron a anular una parte importante de la deuda y renegociaron un acuerdo para que la deuda no pierda vigencia. Este caso se encuentra actualmente en la fiscalía para su investigación.

Asimismo, destacó que la auditoria también permitió renegociar la deuda comercial a través de un proceso de recompra de bonos. El Estado ecuatoriano entró a un proceso de suspensión de pagos argumentando la ilegitimidad de los créditos. Posteriormente convocó una subasta inversa de “bonos global”, que eran la mayor parte de deuda comercial, estableciendo un plazo y el precio máximo que el Estado estaba dispuestos a pagar. A pesar de las críticas por parte de los acreedores y de la banca multilateral la respuesta fue positiva. El 93% de esta deuda, es decir, la mayor parte de los acreedores participaron de este mecanismo y solo quedó un 7% pendiente que no constituye ningún riesgo para el país.

Con esa compra los pasivos externos se redujeron en unos 3 mil millones de dólares. Ecuador dejó de pagar 300 millones anuales en promedio de intereses y más de 3 mil millones hasta el 2030 como estaba considerado el plazo de pago de esa deuda. Esos recursos se reasignaron a programas sociales y a otros beneficios populares.

Nueva arquitectura financiera internacional

Fredy Trujillo, integrante de la Comisión de la Nueva arquitectura financiera internacional y Banco del Sur, explica que en respuesta a todos los problemas originados, por el capital financiero especulativo, es necesario trabajar el tema financiero desde una perspectiva regional, porque en el actual contexto internacional los países individuamente han perdido capacidad de sus instrumentos de política económica frente a los grandes capitales multinacionales.

Por lo tanto, a nivel regional Ecuador ha propuesto una nueva arquitectura financiera fundamentada básicamente en tres componentes.

1. Un Fondo del Sur como alternativa al Fondo Monetario Internacional. Debemos tomar en cuenta que como región tenemos grandes cantidades de reservas y resulta necesario crear un fondo para administrar nuestras propias reservas que generalmente están depositadas en países del norte. Cabe indicar que en la vieja arquitectura financiera tenemos casos como el FLAR, Fondo Latinoamericano de Reservas, que tiene sus inversiones concentradas en el norte. Es decir, estamos haciendo inversiones en el mismo centro donde se genera la especulación. Entonces, la propuesta es construir instituciones y mercados liberando reservas y recursos que se enfoquen exclusivamente a nuestro desarrollo.

2. En un país donde no se tiene política monetaria convencional, como el caso ecuatoriano (que tiene como moneda el dóla), hay que crear instrumentos de política monetaria alternativos. En ese sentido se está fortaleciendo sistemas de compensación de pago, que ayudan a optimizar reservas y disminuye la presión de utilizar dólares. Para ello, el SUCRE es uno de esos sistemas que funciona como moneda virtual en los países del ALBA, liberando la presión de utilizar dólares en el comercio regional. Un sistema como éste ayuda no solo a Ecuador sino a toda la región.

3. Igualmente se busca crear una institución regional de créditos para el desarrollo. Este es el caso del Banco del Sur. Algunos se preguntan ¿por qué? si ya está el BID y la CAF. La respuesta es que, por ejemplo, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ha tenido pérdidas por inversiones especulativas y a pesar de ello su presidente Luis Alberto Moreno ha sido reelegido para un nuevo periodo. A lo largo de 30 años no hemos construido algo que nos proteja efectivamente de la crisis y más bien hemos permitido una destrucción institucional. Por ello, en este marco, resulta necesaria una nueva arquitectura financiera para no recurrir a esos viejos esquemas.


Fedaeps - Fundación de Estudios, Acción y Participación Social
Av. 12 de Octubre N18-24, oficina 203, Quito, Ecuador • (593 2) 255 9999 • info@fedaeps.org