Fedaeps  

Cambio civilizatorio

Economía Crítica

Alternativas

Resistencias

Diversidades

Feminismo

Nosotras
09-04-2013

Una perspectiva y cuatro elementos para el análisis de los resultados electorales 2012

por Ana Elisa Osorio
Ana Elisa Osorio

[**Ponencia presentada durante el panel: Elecciones en Venezuela: lecturas y Aprendizajes, Quito, noviembre 2012*]

Las elecciones venezolanas de octubre 2012, constituyeron un extraordinario proceso de politización del pueblo venezolano. Jamás en la historia de Venezuela la participación de los y las votantes había llegado al 80% del padrón electoral. Teniendo en cuenta que la votación en el país bolivariano no es obligatoria, la alta participación registrada da cuenta de un creciente interés por la vida democrática del país.

Venezuela cuenta ahora con un sistema electoral computarizado, que permite identificar los votos que obtienen cada uno de los partidos políticos que forman parte de una coalición electoral. En el caso del 55% obtenido por el Presidente Hugo Chávez, el 42% correspondió a votos del Partido Socialista Unido de Venezuela –PSUV–, mientras que el porcentaje restante fue logrado gracias a un conjunto de pequeños partidos aliados, articulados en el Gran Polo Patriótico.

Este elemento nos remite a un aspecto definitorio del actual proceso: la unidad. Unidad expresada, ahora como nunca antes, como un indicio de maduración política del pueblo y sus núcleos organizativos. Los partidos aliados obtuvieron el 13% de la votación, cifra mayor a la diferencia entre el candidato Henrique Capriles y el Presidente Hugo Chávez. Esos votos, resultantes de una alianza con pequeños partidos afines, no sólo permitieron el triunfo de Chávez sino que nos dejaron una lección política sobre las alianzas cualitativas, pues muchas veces se prioriza más la cantidad y no le damos a los partidos pequeños la importancia que tienen, y que de hecho en este proceso tuvieron

Algo similar ocurrió con el candidato de la Mesa de Unidad Democrática –MUD, Henrique Capriles, pero en sentido inverso. El partido Primero Justicia al que pertenece el candidato opositor obtuvo el menor número de votos, a pesar que hacia el final de la campaña presidencial, realizó un esfuerzo particular por posicionar el nombre de esa organización partidaria. Sin embargo, fueron los partidos tradicionales quienes contribuyeron con la mayor votación para el candidato derechista. Estos hechos han ocasionado ciertas fisuras en el bloque opositor.

Un segundo elemento corresponde al análisis de los resultados finales en cifras. Es cierto que el 55% de la votación obtenida por el Presidente Chávez es significativa luego de 14 años en el poder, pero aceptamos que en comparación con la primera elección ganada con un 62.84%, se ha reducido el porcentaje de la votación. Son números que hay que revisar y evaluar. Pues de los 6 millones de votos obtenidos por la oposición hay sin duda un porcentaje importante atribuible a la guerra mediática impulsada por la derecha en contra del proceso revolucionario, pero también invitan a examinar detenidamente distintas políticas y medidas.

No hay 6 millones de oligarcas en Venezuela. Hay que analizar, entre otros, el papel de la clase media y hacer una política adecuada, a veces se han sostenido, incluso, discursos que han sido mal interpretados por ella o le han provocado temor. Alguien decía que no podemos permitir que se vayan los técnicos, porque eso ocasiona debacles y hemos tenido, por ejemplo, una debacle en el sector salud. Es entonces, momento propicio para reflexionar y rectificar en el sentido unitario antes mencionado.

El tercer elemento, es sin duda el carácter mediático de la campaña y el papel de los medios de comunicación en ella. Se ha dicho que el gobierno bolivariano atenta contra la libertad de expresión, pero paradójicamente no sólo que se han incrementado los medios de comunicación sino que no se ha cerrado ningún canal de televisión. De las 334 publicaciones existentes en Venezuela, 229 son opositoras, de 331 emisoras FM comerciales ahora tenemos 444 comerciales, de 36 estaciones de televisión comerciales ahora la cifra ha pasado a 67. Ha crecido también el número de medios públicos y comunitarios, pero estos son minoría frente a las cadenas privadas. Se ha utilizado, no obstante, la queja presentada por RCTV que sustentaba que el fin de la concesión que le beneficiaba constituía un caso de violación de la libertad de expresión, hecho desestimado hasta por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, pues en Venezuela como en cualquier parte del mundo el Estado tenía la potestad legal de renovarla o no tras una evaluación.

Un cuarto elemento, y sin duda el más sustantivo para el análisis, es el arraigo que ha experimentado la Revolución bolivariana en el pueblo venezolano. Hay un antes de 1998 y un después trazado por estos catorce años, que se puede evidenciar de manera tangible y visible. El país ha sido reconocido por sus logros al cumplir, por ejemplo, de modo anticipado con las metas del Milenio. Ha sido declarado por la UNESCO como un país libre de analfabetismo; la pobreza se redujo de 55% a 26%; la pobreza extrema bajó de 23% a 7%. La FAO ha reconocido a Venezuela por la lucha contra el hambre, y el país ha cumplido con las metas de reducción de la mortalidad infantil, para citar algunos ejemplos.

En el campo de la educación, Venezuela cuenta con uno de los mayores índices de matrícula universitaria de América Latina y del mundo. Hay acceso a la educación en todos los niveles con una gran cobertura. Las misiones educativas han calado profundamente, especialmente para los adultos que no terminaron su formación escolar. Ahora no es raro encontrar a personas adultas que aprendieron a leer y que se están graduando en la educación superior gracias a los programas de las misiones.

Las misiones en salud han mejorado con acceso a tecnologías y sistemas de diagnósticos más complejos, que ahora son gratuitos mientras antes la gente pobre debía pagar y se convertían así en prohibitivos.

Asimismo, los ejes propuestos por el plan de gobierno de Chávez transcendieron las fronteras hasta llegar a proponer un territorio de paz en América Latina con miras a consolidar la integración regional.

Otro aspecto de suma importancia ha sido el tema vivienda. Un censo indicó que tres millones de familias carecen de vivienda propia. Este era una de las áreas sobre las que no había mayor avance en los catorce años de gobierno. Por ello, se diseñó un agresivo programa que ha conseguido, entre abril del 2011 y noviembre del 2012, entregar casi 284 mil viviendas subsidiadas. Son viviendas multifamiliares en edificios que fueron construidos, en la mayoría de los casos, sobre terrenos en capacidad ociosa que se expropiaron. La derecha ignoró la Misión Vivienda, hasta que vieron aparecer los edificios por diferentes puntos de Caracas. De ahí salieron a decir que eran de mala calidad, de malos materiales, que no se hicieron estudios de suelo, etcétera. Incluso ahora dicen que luego de las elecciones las construcciones han sido abandonadas. Ahora se está iniciando otro programa de vivienda orientado a la clase media, en el que se va ayudar a financiar la vivienda a largo plazo, con bajas cuotas y sin inicial. Este programa contribuirá, por otra parte, a combatir la especulación inmobiliaria.

Finalmente, tenemos que destacar la Misión en Amor Mayor, que cubre la pensión de personas ancianas que por la precariedad de su empleo quedaron excluidas del sistema de seguridad social. Participan en ella mujeres a partir de 55 años y hombres a partir de 60 años en situación de pobreza. Ellos reciben un salario mínimo que actualmente está alrededor de $450,00. Cabe recalcar, igualmente, que en 1998 el país tenía 369 mil pensionados y hoy se han ampliado las pensiones a cerca de 2 millones 500 mil pensionados.

En síntesis, son muchos los elementos de análisis que permitirán abordar la comprensión del proceso electoral venezolano y especialmente de la adhesión popular al proceso de cambio liderado por el Presidente Hugo Chávez, pero este último que tiene que ver con las transformaciones estructurales operadas en estos 14 años, es sin duda una fuente inagotable de argumentos explicativos a continuar desarrollando.

P.-S.

Descargar publicación del panel completo en pdf:

PDF - 1 MB

Twitter Facebook RSS Youtube
Artículos relacionados

Ponencia de María Victoria Canino del Instituto
Aún cuando la crisis es clara, no se puede (...)
Ritual realizado en Quito, Ecuador, en el (...)
La actual crisis mundial del capitalismo se (...)
El análisis propuesto en este panel realizado (...)
¿Qué es la Soberanía Alimentaria, en qué se (...)
Cómo comprender los desafíos que afrontan los (...)
Fedaeps - Fundación de Estudios, Acción y Participación Social
Av. 12 de Octubre N18-24, oficina 203, Quito, Ecuador • (593 2) 255 9999 • info@fedaeps.org